Cómo la integración aprovecha la revolución digital en la construcción

Las empresas de la construcción, como cualquier otro sector, han adoptado la tecnología digital para llevar a cabo sus operaciones diarias. El uso de aplicaciones en la industria se está expandiendo continuamente como resultado de esta transformación digital.

Sin embargo, una pila tecnológica gigante no siempre implica una mayor eficiencia. Pueden surgir complicaciones como resultado de la falta de integración y de un número creciente de aplicaciones tecnológicas. Según un reciente análisis de ConTech realizado por JBKnowledge, empresa de tecnología de la construcción y seguros, la mayoría de las aplicaciones del sector de la construcción no están conectadas adecuadamente con los flujos de trabajo existentes. Para que el sector obtenga los beneficios de la revolución digital, la integración entre aplicaciones es fundamental.

Aumento del uso de la tecnología digital en la construcción

Las empresas de construcción confían cada vez más en las aplicaciones y las tecnologías digitales para realizar sus tareas. Las apps les ayudan a ahorrar tiempo y esfuerzo al imponer la responsabilidad y la transparencia, además de agilizar los procedimientos. El número de empresas que adoptan aplicaciones (y el número de aplicaciones utilizadas) aumenta año tras año. El sector de la construcción ha adoptado plenamente la era digital.

– El 71% las utiliza para redactar la documentación de los proyectos y registrar los tiempos de las nóminas: los informes diarios y la gestión del tiempo pueden hacerse desde el sitio, lo que resulta práctico y ahorra tiempo.

Es probable que la empresa emplee una aplicación móvil diferente para cada tarea. Los informes diarios (58,3 por ciento), las fotos/vídeos (57,4 por ciento) y la gestión de la seguridad son las tres actividades y procesos más frecuentes para los que las organizaciones de la construcción utilizan aplicaciones móviles, según datos de Statista de 2019. (41,5 por ciento ).

El problema se produce porque estos programas, en su mayoría, no se integran. Los trabajadores deben descubrir formas de introducir los datos adquiridos con cada herramienta porque los proyectos de construcción no pueden detenerse debido a apps mal integradas. La introducción manual, las hojas de cálculo y los correos electrónicos son algunos de los métodos antiguos e ineficientes que utilizan las empresas.

El impacto de las soluciones digitales actuales en los flujos de trabajo

El sector de la construcción actual se enfrenta a dos retos importantes: la falta de integración y la creciente dispersión tecnológica. Aunque se supone que la digitalización ayuda a las empresas a mejorar sus operaciones y procedimientos, lo cierto es que la mayoría de los datos siguen almacenados en silos.

La mayor parte de los trabajos de construcción se siguen realizando en papel, y muchas empresas digitalizan los procedimientos en papel.

En los inicios de la digitalización, las empresas empleaban soluciones informáticas para la gestión de documentos y dibujos. Aunque los procesos se simplificaron con el tiempo, la cantidad de datos generados por estas tecnologías informáticas aumentó. Ahora se necesitan cientos de papeles para cada proyecto de construcción. Las organizaciones de la construcción utilizan tecnologías de gestión de bases de datos relacionales para gestionar los flujos de trabajo con el fin de superar este reto. En cambio, esas herramientas son ineficaces para gestionar datos no estructurados, como los de los proyectos.

Aunque las obras de construcción son cada vez más digitales, el empleo de muchas aplicaciones desconectadas está causando nuevos problemas. La ausencia de integración entre plataformas tecnológicas es una de las preocupaciones más típicas de la digitalización. Si las aplicaciones no están integradas, se puede acabar teniendo muchas versiones del mismo documento, lo que provoca retrasos en la localización de la versión autorizada más reciente. Además, esto obliga a los trabajadores a perder tiempo introduciendo datos manualmente en varios sistemas.

Por último, esto tiene un impacto en los datos. Incluso cuando se utilizan sitios de colaboración web, cuantos más programas se utilizan, más datos se segregan en cada aplicación, lo que hace necesaria la integración manual.

La figura 1 muestra que casi la mitad de las organizaciones de la construcción siguen gestionando los datos de sus proyectos mediante hojas de cálculo y entradas manuales. A medida que más empresas exploran soluciones para fusionar sus aplicaciones en un sistema consolidado y racionalizado, el porcentaje está disminuyendo gradualmente.

En lo que respecta a la compra de software, más de la mitad de las empresas de construcción creen que la integración móvil es muy importante. Según el análisis de JBKnowledge, sólo el 10% de las empresas dijo que compraría un producto de software aunque no incluyera la integración móvil.

Desmontando barreras

¿Qué importancia tiene la integración? La colaboración entre aplicaciones puede ayudarle a ahorrar dinero, disminuir los errores humanos y mantener los proyectos en marcha. El negocio de la construcción requiere un estricto control de los costes.

Los silos de información, demasiado típicos en el sector, pueden romperse mediante la integración. Los flujos de trabajo automatizados, que son el resultado de la integración de aplicaciones, pueden aumentar la productividad y la eficiencia a nuevos niveles.

La gestión del tiempo puede verse favorecida por la integración de aplicaciones. Por ejemplo, un empleado puede utilizar una aplicación para introducir una hoja de horas, y las horas se contabilizarán automáticamente en el sistema de gestión de proyectos.

En el sector de la construcción actual, trabajar en equipo es esencial para el éxito de un proyecto. Tanto en la obra como en la oficina, la integración del software puede ayudar a los equipos a trabajar de forma más eficiente. Cuando las aplicaciones funcionan juntas, los equipos pueden colaborar en tiempo real.

Los errores también se reducen como resultado de la integración. Si las aplicaciones están integradas, un problema como la entrega de materiales en el lugar de trabajo equivocado puede notificarse en tiempo real, lo que permite a los miembros del equipo realizar los ajustes necesarios y trasladar rápidamente la mercancía al lugar de trabajo correcto.

La racionalización de los procedimientos complicados y la mejora de la eficiencia operativa requieren una construcción integrada. Para garantizar un flujo continuo de datos, las organizaciones de construcción modernas exigen una sólida integración entre las soluciones. Cuando las aplicaciones están integradas, los datos se introducen automáticamente en el sistema de gestión de la construcción, lo que mejora la planificación y aumenta la eficacia de los procesos. Las empresas deben centrarse en la integración más que nunca a medida que la industria de la construcción adopta el cambio digital.